Manual del perfecto ahorcamiento”¦ para verdugos que empiezan

historiasdelahistoria.com cultura, historia
No conocer estos fundamentos básicos como el grosor de la cuerda, la distancia de la caída”¦ podían alargar la agonía en demasía e incluso darse situaciones tan surrealistas como en la que el verdugo tuvo que agarrarse a los pies del ahorcado y tirar de él u otra en la que la fuerza de la caída lo decapitó.
    comentarios cerrados

    divoblogger