1. #1   #0 Crear una marca personal es indispensable si uno quiere estar presente, de manera profesional, en la vida 2.0. Pero existen muchas personas que, tratando de crearse esa marca, consiguen el efecto contrario y sacan a la luz el lado más impersonal y artificial de ellos (lo peor de todo es que muchos creen que eso es lo correcto).
    No voy a dar nombres aquí, por supuesto, pero en mi trayectoria en Twitter he visto usuarios pasar de ser la mar de sociables, simpáticos y naturales a convertirse en auténticos robots sociales con tweets sin pies ni cabeza y hablando de temas absolutamente estúpidos. En vez de crearse una marca, han creado unos monstruos.
    Para crearse una marca personal, también hay que saber hacerlo y lamentablemente no todo el mundo está en condiciones.
    Excelente artículo.
    0    karma 20
  2. c2cero  *  
    #2   Muchas gracias por tu comentario, Goefry.

    Sí, es cierto, ese fenómeno lo he observado también. Pero creo sinceramente que no van a ningún lado con esas políticas, llegado a cierto estatus te lo puedes permitir un tiempo (corto), pero a partir de ahí creo que tienes muchas posibilidades de destruir una marca que tanto trabajo de ha costado y llegado a ese punto veo duro remontar.

    Creo que algo parecido ocurre con algunos bloggers que ha alcanzado un cierto estatus de 'celebridad virtual' y que de repente empiezan a publicar una vez al mes. Tampoco quiero dar nombres, pero se me ocurren, por ejemplo, ciertos bloggers que han salido incluso en televisión y que se dedican precisamente al mundo del empleo 2.0 y la marca personal :-)
    1    karma 20
comentarios cerrados

divoblogger